Visita Nuestra Nueva Página !!!

23 oct. 2015

Larry Hernández Sale Bajo Fianza De $ 200,000 Dolares



Noticias
23 DE OCTUBRE, 2015 - 11:11 AM EDT | Por Joaquim Utset
El juez le impone una fianza de $200,000 a Larry Hernández


Larry Hernández
Foto: Instagram/El gordo y la flaca
Tras varias semanas encarcelado, Larry Hernández podrá salir en libertad previo pago de una fianza de $200,000 que le impuso este viernes un juez de Newberry mientras se prepara el juicio en su contra por varios cargos surgidos de un confuso incidente tras un concierto del cantante en esa localidad de Carolina del Sur el pasado agosto.

Con esposas en los pies y las manos, ataviado todo de negro y con unas chancletas naranja, un Hernández demacrado escuchó a través de la voz de una traductora las palabras del magistrado en una diminuta sala del centro de detención de Newberry repleta de periodistas, entre los que también estaban sentados su pareja, Kenia Ontiveros, y su madre.

Entre las condiciones impuestas por el juez se encuentran la entrega de su pasaporte, la obligación de registrarse con las autoridades en Los Ángeles y someterse a exámenes para constatar que no consume estupefacientes. Tampoco puede tener ningún tipo de contacto con otros imputados en la causa, ni con ninguno de los potenciales testigos.

Una vez entregue el monto de la fianza, el cantante podrá regresar a su residencia en Los Ángeles y recuperar la libertad que le fue privada desde su arresto en el aeropuerto de Ontario, California, el 25 de septiembre después de que, según la policía, hubiera ignorado las solicitudes oficiales para que se presentara en Newberry para responder a las acusaciones en su contra.

Desde entonces el intérprete permanecía tras las rejas, primero en California y luego durante el traslado por carretera a Carolina del Sur que se demoró más de una semana.

A Hernández se le imputan los cargos de secuestro, agresión y agresión agravada de tercer grado, luego de que un empresario lo acusara de retenerlo en contra de su voluntad y golpearle por una disputa sobre el pago de una presentación.

Video Convoy De Helicópteros De La Marina Sobrevuelan Culiacán



Un convoy aéreo, perteneciente a la Secretaría de Marina Armada de México, sobrevolaron los cielos de la ciudad esta tarde.

Según el reporte, se trata de 4 helicópteros con dirección fijada hacia el sureste de la ciudad, presuntamente hacia la base del Cuartel de la Novena Zona Militar.

El motivo de los hechos es aún desconocido, sin embargo, forma parte de una serie de movimientos realizados en el estado por parte de los Marinos.

"Chapo" Guzmán: "Aquí Nos Morimos Todos O De Aquí Nos Vamos Todos; Pero Ustedes Se Van Ricos"



¿Los mexicanos no saben si en Halloween llevarán la careta de un fugitivo o la de un preso, la de un vivo o la de un muerto. Esta semana coincidieron dos noticias sobre el mayor traficante de drogas de la historia de México. Primero, que la máscara de moda este año para la noche del 31 será la de Joaquín El Chapo Guzmán. Después, que Joaquín El Chapo Guzmán puede estar a punto de caer, cercado por tropas de élite en la Sierra Madre Occidental. En Sinaloa.

Cuando se escapó de la cárcel en julio comenzó el Eterno Retorno de la historia del Chapo. ¿Lo volverán a atrapar? ¿Nunca más se sabrá nada de él? ¿Se habrá cambiado la cara? ¿Se habrá ido al extranjero? ¿Estará en México? ¿O será que habrá vuelto de inmediato a la sierra de Sinaloa; aunque por lógica lo primero que se hace cuando se busca a un delincuente es ir a tocar a la puerta de su casa?

Unos días después de su fuga, los vecinos de la sierra, campesinos discretos en una espaciosa montaña donde la palabra equivocada podría llegar de inmediato como un eco hasta el último rincón, decían que el Señor, como se le conoce en su tierra, no podía estar allí. “Él va a venir cuando la cosa esté calmada”, dijo un paisano que, como muchos otros, lo conoce de toda la vida, desde que era uno más, un muchachito que cultivaba marihuana y soñaba con ascender entre los grandes narcotraficantes de la sierra, uno de los hijos de Emilio y Consuelo, una familia serrana modesta como cualquiera. Y el paisano concluyó con un dictum inapelable: “Si el viento corre pa’l norte, el Chapo corre pa'l sur”.

El alcalde del municipio de origen del capo, Badiraguato, también dijo lo mismo. Que seguro que no estaba entre ellos: “Sabrá Dios para dónde habrá arrancado”.

Esas entrevistas tuvieron lugar el martes 14 de julio. Justo ese mismo día, según los datos que han trascendido, El Chapo aterrizaba en una avioneta en algún lugar de la sierra. Joaquín Guzmán, al contrario de lo que creían o decían creer en su tierra, estaba de vuelta. El Señor estaba entre nosotros. Aunque, más allá de un pequeño retén militar, no había ni un gesto ni un ruido ni un rumor ni un olor ni nada de nada que pudiese echar a volar la imaginación de que el fugitivo estuviese en la sierra. Porque en la sierra, El Chapo no existe. El Chapo es la sierra.

“Si el viento corre pa’l norte, el Chapo corre pa'l sur”
Pero ahora parece que su destino, el destino de los grandes bandidos, podría estar atravesando las montañas hacia su guarida como una sonda indetenible. La información que se conoce nos pone ante un Guzmán con heridas en la cara y en una pierna, que ha conseguido huir por ahora pero que, probablemente, siga cercado en un reducido espacio montañoso, con drones sobrevolándolo, hombres-máquina-de-matar siguiéndolo con las narices pegadas al suelo, equipos de inteligencia rastreando sus comunicaciones desde quién sabe qué oficina de quién sabe dónde. O, probablemente, aunque cabe decir que menos probablemente, haya sido capaz de sobrepasar el cerco y moverse fuera del área de sitio. En minutos, en unas horas, en unos días, podrían desencadenarse los hechos. El Chapo detenido. O El Chapo muerto. O podrían pasar esos minutos, esas horas y esos días y volverse el tiempo semanas sin noticias del capo, y la historia de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, nacido entre 1954 y 1957, volvería al punto muerto donde se guisan las leyendas a fuego lento.

Por ejemplo, la de la capacidad de Guzmán de corromper autoridades. Si fue capaz de comprar suficientes voluntades como para cavar durante 12 meses un túnel bajo una prisión de máxima seguridad y salir por él sin que nadie se diera cuenta, ¿no sería capaz también de comprar la manera de evadir un cerco como el que supuestamente lo tiene arrinconado como un pájaro alirroto?

En la sierra, El Chapo no existe. El Chapo es la sierra
En El Padrino hay una escena en la que el hijo de Vito (Al Pacino) se encapricha con una bellísima joven siciliana y por casualidad sus guardaespaldas hablan de ella delante del padre de la muchacha en el bar que tiene en el pueblo. El padre se indigna y cuando parece que los va a echar de allí a cartuchazo limpio, el elegante pretendiente, en silencio hasta ese momento, le dice al cantinero: “Pido disculpas si lo ofendí. No estoy en mi tierra y no he querido faltarle al respeto a usted o a su hija. Soy un americano escondido en Sicilia. Me llamo Michael Corleone. Muchas personas pagarían mucho por esa información. Pero en ese caso su hija perdería un padre, en vez de conseguir un marido”. El seductor poder de convicción de un mafioso épico se reproduce con similitudes en una historia que registró en un reportaje el reportero Humberto Padgett. Cuentan que contó un capitán que un día un coronel conocido suyo se topó con unos narcos en camioneta en Durango. Del lado de los bandidos se abrió la puerta y bajó un hombre chaparro, de bigote negro, con el ojo izquierdo congelado. Se acercó al militar y le planteó un dilema: “Aquí nos morimos todos o de aquí nos vamos todos; pero ustedes se van ricos”, dice el cuento que dijo el Chapo Guzmán.

Marina Custodian Misterioso Rancho Donde Se Escondía "El Chapo" Guardan Secretismo



En estas montañas se encuentra refugiado el 'Chapo', según fuentes de inteligencia de los Gobiernos de México y EUA.

No hay ni un alma en varios poblados de Tamazula: todos sus habitantes huyeron despavoridos a la ciudad más cercana, Cosalá, después de haber vivido momentos de terror.

Sólo en la remota comunidad de El Limón hay elementos de la Marina Armada, asegurándose de que nadie se acerque al rancho.

Cientos de desplazados en los operativos de búsqueda del 'Chapo' huyeron al pueblo de Cosalá, en Sinaloa.

Según los vecinos desplazados, fue aquí donde el pasado 6 de octubre los marinos empezaron a balear casas desde helicópteros en un operativo que luego se extendió a otros poblados de la Sierra Madre Occidental.

Al querer entrar a la propiedad, cercada con cadenas con púas, un equipo de la AFP fue detenido por tres marinos que, apuntándoles con rifles, inquirieron a gritos quién les había autorizado a llegar hasta allí.

Una imagen de la 'santa muerte' fue dejada como un mensaje junto a una camioneta incendiada.
Poco después, un superior grabó en vídeo a los reporteros y les explicó que tenía instrucciones de no dejar pasar a nadie porque ese rancho estaba "intervenido".

El misterio de este rancho, al que las autoridades no dejan pasar ni siquiera a vecinos, sólo incrementa las interrogantes sobre lo que pasó durante el intenso operativo de caza contra el jefe del cártel de Sinaloa, que se fugó en julio de una prisión en el centro de México dando un duro golpe al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Varios pueblos quedaron desolados luego de que sus habitantes denunciaran que la Marina realizó sendas balaceras desde sus helicópteros en la búsqueda del 'Chapo'. Las pruebas de que la cacería del capo sigue en pie.
Sin especificar cuándo o cómo se produjeron los hechos, fuentes del gobierno han confirmado que fuerzas especiales persiguieron a Guzmán en una zona entre Durango y Sinaloa y que el capo resultó herido en el rostro y la pierna al caer mientras huía.

Los marinos bloquearon varias carreteras en la Sierra Madre para evitar el avance de los sicarios del cartel de Sinaloa.
Sin embargo, el gobierno ha negado que atacara a la población y la Marina reiteró el domingo que respetó "estrictamente" los derechos humanos.

- Lluvia de balas -

Pero los vecinos tienen relatos diferentes.

Inés Ayón Mendoza recuerda que el martes, 6 de octubre, preparaba tortillas cuando empezó la lluvia de balas.

Asustada, fue corriendo a buscar a su bebé, pero dos helicópteros supuestamente de la Marina siguieron disparando "con más fuerza" contra su rancho de Comedero Colorado, al lado de El Limón, sin que ella entendiera por qué.

Los restos de una camioneta incinerada se observan en uno de los poblados donde la implacable Marina mexicana dejó su huella en la caza del 'Chapo'.
Su casa quedó con decenas de impactos de bala y su carro calcinado, denunció ante la fiscalía su marido, Gonzalo Elías Peña.

El domingo una periodista de la AFP comprobó cómo el carro quedó completamente quemado y con una decena de impactos de bala de grueso calibre, aunque no vio ningún proyectil en el suelo.

Escabulléndose como pudo entre matorrales y zanjones, la pareja huyó aterrada del rancho y caminó cuatro días seguidos por el monte con su hija de dos años.

Hasta el momento no se han reportado muertos o heridos por los operativos de la Marina, pero la diputada local por Cosalá, Lucero Sánchez, denunció que habría al menos ocho desaparecidos.
"Sin comer y sin tomar agua", el matrimonio llegó finalmente a Cosalá, donde en los últimos días han llegado buscando refugio unas 600 personas de Tamazula que denuncian haber sufrido episodios similares.

"Caminábamos a oscuras porque donde veían luz, luego empezaban a tirar. Era una tracatera por todos lados", rememora Inés, mientras espera pacientemente junto a otras familias a que las autoridades les dieran una bolsa con alimentos y ropa.

Pero su esposo replica exaltado: "salió en el periódico que supuestamente le andaban buscando (a 'El Chapo'), pero ahí conmigo no estaba y casi nos matan".

- "Los uniformes decían Marina" -

Los marinos se encuentran desplegados en un megaoperativo, enfocados en recapturar al 'Chapo'.
La historia de Inés y Gonzalo se parece mucho a la de Marta Marbella, vecina de la comunidad de El Verano, que muestra aún incrédula en su celular fotografías de los balazos que quedaron en su casa.

"Alcanzaba a ver como el helicóptero se paraba y disparaba directamente a la casa. Tenía miedo, gritaba, lloraba, pero yo sabía que era inútil", recuerda esta ama de casa de 32 años.

Francisca Quintero Sánchez, de 40 años, también se apresuró a esconderse con sus tres hijos debajo de la cama cuando se desató "la lluvia de balas" durante alrededor de una hora.

"Fue un rato de miedo, de terror a que nos fueran a matar sin ninguna culpa", expresa esta agricultora que, firme, asegura que "los uniformes de ellos decían Marina".

La AFP vio cómo una casa del rancho El Águila tenía al menos cinco balazos en su techo de zinc y la pick-up estacionada, una veintena de impactos de bala.

- ¿Un enfrentamiento? -

Marta, Francisca y otras vecinas de El Verano hablaron días atrás con miembros de la Marina, que afirmaron que habían disparado porque estaban siendo atacados, algo que ellas niegan.

Varios vecinos de El Verano hablaron días atrás con miembros de la Marina, que afirmaron que habían disparado porque estaban siendo atacados, algo que ellos niegan.
"Que la Armada disparó sobre casas de la población civil es falso (... pero) obviamente cuando se encuentran con gente que dispara, van a repeler la agresión", dijo a la AFP una fuente del gobierno federal que pidió el anonimato.

Hasta el momento no se han reportado muertos o heridos por el caso, pero la diputada local por Cosalá, Lucero Sánchez, denunció que habría al menos ocho desaparecidos.

Desde la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Sinaloa, no cuentan con reportes de desaparecidos pero subrayan su preocupación por un supuesto intento de las autoridades "de quitar evidencias".(AP)

"El Chapo" Y Sus Escoltas Salieron Mas "Chingones" Que Los Marinos, La Batalla En El Triangulo Dorado



Un grupo especial de la Marina estaba muy cerca de Joaquín Guzmán Loera, en la sierra de Durango, en el llamado “Triángulo Dorado”. Pues ese mismo viernes, ya en horas de la noche y después de una serie de rumores y versiones llegadas de medios estadounidenses, el gabinete de Seguridad Nacional confirmó que el narcotraficante prófugo logró romper el cerco y escapar herido de una pierna y parte del rostro.

La operación fue realizada hace una semana en Tamazula, Durango, por personal de la Unidad de Operaciones Especiales (Unopes) del 27 Batallón de Infantería de Marina y de las Fuerzas Especiales (FES) del Cuartel General del Alto Mando con sede en la ciudad de México.

La operación naval se puso en marcha tras interceptar llamadas telefónicas, correos y mensajes de texto en los que se indicaban desplazamientos y puntos de encuentro para reuniones entre jefes del cártel de Sinaloa que se verían en la zona serrana entre Sinaloa y Durango. Se cree, incluso, que Guzmán Loera estaba por encontrarse con su lugarteniente en el cártel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada.

El Mayo.

Células de las FES de Marina (dos provenientes de la ciudad de México) fueron desplazadas en tres helicópteros (dos Blackhawk y un MI-17) hacia Tamazula, en Durango, para desplegarse por tierra y aire en la captura de Guzmán.

De acuerdo con lo indagado hubo una primera aproximación por aire que fue repelida y abortada para evitar el derribo de algún aparato y la muerte de marinos. De ahí derivó la versión de que el MI-17 había sido derribado, lo que la Secretaría de Marina desmintió ayer contundentemente.

Después de la referida incursión aérea, uno de los grupos de asalto fue desplegado por tierra y se enfrentó a los escoltas de “El Chapo” utilizando carabinas M-16, pero no lograron detenerlo. El capo logró escapar con heridas en una pierna y el rostro, sin que ello haya sido consecuencia de enfrentamiento directo, según precisó el viernes el comunicado del gabinete de Seguridad Nacional.

Según las fuentes consultadas, no se conoce la gravedad de las lesiones sufridas por “El Chapo” Guzmán, pero se tiene la certeza de que no ha conseguido salir de la zona serrana entre Sinaloa y Durango, región en la que fuentes de inteligencia tienen documentada la existencia de al menos 20 pistas clandestinas de aterrizaje que ya son vigiladas por personal del Ejército Mexicano.

La Armada de México mantiene el operativo especial en esa zona del país desde la fuga de Guzmán Loera, ocurrida el pasado 11 de julio del penal de alta seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

Dicho operativo ha dado lugar a informaciones, no confirmadas, de que comunidades han sido desplazadas y/o afectadas, lo que la Marina también desmintió categóricamente en su comunicado de este domingo.

En él aseguró que no ha recibido notificación alguna en relación con denuncias de violación a los derechos humanos de la población y que, en caso de recibirlas, serán atendidas a la brevedad y conforme a la ley.

El hecho es que el operativo continúa y el cerco al narcotraficante prófugo sigue cerrándose.

Traslado
El blog Estado Mayor de información militar da a conocer que a las tres de la mañana del pasado viernes 16 de octubre, agentes de la Policía Militar irrumpieron en la prisión castrense de Mazatlán, ubicada dentro de las instalaciones de la comandancia de la Tercera Región Militar, donde realizaron un operativo para trasladar a cárceles federales a 33 presos militares (oficiales y tropa), acusados de delitos contra la salud. El operativo marca un precedente en los procesos contra militares acusados de estar relacionados con el narcotráfico, que va de la producción al transporte de enervantes. Se trató de un traslado masivo.

Ejecutan a hijo de "El Chapito" Barrial En Culiacán



Un hijo del presunto operador del narcotráfico en Sinaloa, Rubén Salas Barrial, conocido como “El Chapito” Barrial, fue ejecutado esta noche a balazos cuando se encontraba con su novia en un vehículo de lujo cerca de su domicilio en el Desarrollo Urbano Tres Ríos.

Se trata del joven Rubén Salas Valdez, quien contaba con 20 años, mientras que la mujer herida es Yatsiel García Díaz, de 22 años, con domicilio en el sector Santa Margarita. Fue internada en una clínica privada.

De acuerdo con reportes oficiales, el atentado se registró a las 19:00 horas de este lunes cuando el joven circulaba por la calle Pedro Coronel, en el fraccionamiento Parque Alameda del Tres Ríos. Ahí vivía la víctima.

Rubén se encontraba con su novia en la camioneta, una Tiguán color blanca con placas de Sinaloa, cuando arribó un comando en un automóvil Toyota Corolla. Descendieron cuatro personas armadas y le dispararon con fusiles AK-47 para después escapar.

Personal de la Cruz Roja arribó al sitio del atentado, pero confirmó la muerte del joven Rubén mientras que a su novia la trasladaron a una clínica para ser atendida.

22 oct. 2015

"El Chapo" Guzman Paseaba En Su Ferrari De Lujo Por Todo Sinaloa Mientras Los Habitantes Lo Cuidaban



Protegido por los pobladores de la región conocida como el Triángulo Dorado, Joaquín El Chapo Guzmán tuvo el desplante de pasearse en un Ferrari y en ocasiones en una motocicleta de lujo.

La reconstrucción que hacen las autoridades de la fuga de El Chapo y los días subsecuentes, dan material para armar un diario muy detallado.

De acuerdo con la columna Historias de Reportero de Carlos Loret de Mola, fuentes de primer nivel le dijeron que ya pudieron reconstruir el itinerario de Joaquín El Chapo Guzmán desde que salió por el túnel hasta su estancia en elTriángulo Dorado.

“La investigación ha permanecido en secreto. La encabeza el Cisen, con la participación de la PGR, la Marina y el Ejército. La supervisa el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong”, dice Loret de Mola.

“El sigilo que se requiere para que la operación de recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán sea exitosa ha llevado al gobierno federal a no decir una palabra, a resistir las críticas de que no hay avances en la indagatoria sobre la fuga”.

“Sin embargo, el Ministerio Público federal ha recibido ya una línea de tiempo sobre qué sucedió con el líder del Cártel de Sinaloa a partir de esa noche. Esto ha derivado en el arraigo de una decena de presuntos cómplices, más de cien propiedades incautadas (muchas de ellas en el DF) y cuentas bancarias congeladas a aproximadamente 35 personas y empresas”.

“Según la investigación a la que tuve acceso, este es el derrotero de El Chapo Guzmán:

“Al salir del túnel en el predio a kilómetro y medio del penal del Altiplano, abordó una camioneta que lo llevó por carretera hasta San Juan del Río, Querétaro, custodiado por un par de vehículos más”.

Según Loret de Mola, sus fuentes le dijeron que en una pista clandestina de San Juan del Río esperaban a El Chapo 2 avionetas.

“Una abordaría él y la otra serviría como distractor por si lo seguían las autoridades. Su piloto de confianza de toda la vida llevaba una, la que El Chapo abordó, y él se encargó de contratar a quien comandó el vuelo de la otra: Romano Lanciani Llanes, un piloto que estuvo varios días incomunicado dentro de un hotel de la localidad, a quien le ofrecieron 20 mil dólares por el trabajo y terminaron pagándole la mitad”.

“El piloto de confianza de El Chapo, Héctor Ramón Takashima Valenzuela, a quien la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) llevaba años buscando, fue capturado y está arraigado. El otro piloto, Lanciani, fue consignado y a él se refirió la procuradora Arely Gómez en su comparecencia ante el Congreso”.

“Cuando las autoridades detuvieron a los dos pilotos, lograron hacerse de los planes de vuelo digitales de la aeronave al servicio del capo: detectaron varios traslados entre el Triángulo Dorado y otros puntos del país que —luego supieron— fueron para llevar ropa, víveres y cosas que pedía el líder del Cártel de Sinaloa”, dice Loret de Mola.

“Según información que me revelaron fuentes de primer nivel, a El Chapo Guzmán lograron verlo en una motocicleta de lujo y en un Ferrari, arropado por la población local, que le tiene cariño y agradecimiento”.

La columna Historias de Reportero asegura que fuentes confiables lee aseguraron que elementos de la Marina tuvieron contacto visual con El Chapo en Cosalá, Sinaloa, el viernes 9 de octubre.

“Estaba acompañado de una niña que terminó disuadiendo el uso de armamento más poderoso. En la huida, agregan, cayó estrepitosamente a un barranco, se lastimó la cara y posiblemente se fracturó una pierna porque lo tuvieron que cargar sus guaruras. Todos desaparecieron a pie por la sierra”.

Marinos Catean Casa De Una Cuñada De "El Chapo" En Culiacán



El rastreo que realiza el Ejército en Sinaloa para ubicar al Joaquín “El Chapo” Guzmán llevó a un grupo de marinos a catear una casa en Culiacán donde vivió su hermano, Miguel Ángel “El Mundo”, actualmente recluido en el penal del Altiplano.
Sin embargo, en el interior de la vivienda, ubicada en la calle Agricultores, en la colonia Chapultepec, sólo hallaron a dos asustadas jóvenes, una de ellas menor de edad.
Al escuchar golpes en la puerta de la cocina, las menores intentaron salir de la casa y fueron retenidas por militares que les apuntaron con rifles.
“Me dijo uno de los ministerios públicos de la PGR que tocaron el timbre, pero no sonó, no sirve la campanita, y fue por eso que utilizaron un marro grande para tumbar la puerta, quebraron el vidrio y destrozaron la chapa”, contó al diario Noreste la esposa de Miguel Ángel.
Cuando llegaron los marinos, dijo, en la casa sólo estaban sus hijas quienes pensaron lo peor cuando escucharon los golpes en la puerta e intentaron salir de la casa.
Además, la mujer quien no dio su nombre, afirmó que ésta no es la primera vez que las autoridades federales irrumpen con violencia en su casa.
“Yo no sé qué buscan aquí, aquí vivimos solas yo y mis dos hijas, si buscan al ‘señor’ (El Chapo) que vayan y se encuentren con él donde quiera que esté. A mi esposo ya lo tienen, ya se lo llevaron y lo encerraron, nuestro único pecado para vivir este martirio a cada rato es tener el parentesco con la familia Guzmán Loera”, se quejó.
Tras la violenta irrupción, la mujer comentó que el agente del Ministerio Público de la Federación se comprometió con el abogado de la familia a pagar los daños ocasionados durante el cateo.
Alrededor de las 18:00 horas, tras mantener sitiada durante cuatro horas la zona en un radio de cuatro cuadras a la redonda y sin dar información sobre el operativo, los elementos de la de Marina y de la PGR se retiraron.
Hace 15 días iniciaron los operativos de la Marina en Tamazula para recapturar a “El Chapo” y se extendieron a Culiacán. A principios de este mes el capo escapó de un operativo de la Marina en un rancho de la sierra de Durango, cerca de Cosalá.
La cadena NBC News, que citó fuentes cercanas al operativo, dio a conocer la noticia. Informó que marinos asaltaron en helicópteros el rancho en el que presuntamente se encontraba “El Chapo”, pero se vieron obligados al repliegue después de ser recibidos a disparos por las fuerzas de seguridad del líder del Cártel de Sinaloa.
El martes pasado, en la re búsqueda infantes de Marina catearon la casa donde viven su cuñada y dos sobrinas e irrumpieron la tranquilidad de los vecinos. Incluso, el cerco militar limitó el acceso hacia algunos de los domicilios de la zona aledaña.
“El Mudo” fue detenido el 15 de junio de 2005 en Culiacán, Sinaloa, y cumple una pena de 13 años y tres meses de prisión por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército. Actualmente se encuentra en el penal del Altiplano, de donde se fugó su hermano el pasado 11 de julio.

Los Pilotos Delatores; En Ubicacion De "El Chapo" Guzman



La Procuraduría General de la República (PGR) mantiene bajo investigación a cuatro pilotos que ayudaron en la evasión de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, así como a otras seis personas que habrían participado en la construcción del túnel por el cual supuestamente escapó el capo, indicaron funcionarios del gabinete de seguridad nacional.

De acuerdo con las indagatorias, Guzmán Loera viajó por aire del estado de Querétaro a Culiacán, capital de Sinaloa, y luego se trasladó, también por vía aérea, a Bastantitas, población duranguense situada en el fondo de una barranca de la Sierra Madre Occidental.

Posteriormente se movió a distintos puntos de la zona en la que se ubica el llamado Triángulo dorado, donde confluyen los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

La ubicación del líder del cártel de Sinaloa fue posible gracias a las detenciones ocurridas desde el 20 de julio, nueve días después de la fuga de Guzmán Loera del Centro Federal de Readaptación Social número uno –ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, estado de México– y el intercambio de información de inteligencia entre la Secretaría de Marina y la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), señalaron las autoridades entrevistadas.

Las acciones de inteligencia y el seguimiento a Guzmán dieron más precisión sobre el lugar en el que se ocultaba, gracias a que varios de los pilotos que colaboraron para su traslado de Querétaro a Sinaloa realizaron viajes en los que llevaron alimentos y artículos solicitados por el capo.

De acuerdo con las autoridades entrevistadas, tras huir del penal Guzmán Loera y un reducido grupo de escoltas tomó por la carretera vecinal que comunica el pueblo Santa Juana, en Almoloya de Juárez, con la autopista México-Morelia.

El Chapo habría sido escoltado por dos unidades, una de las cuales lo esperaba en el tramo Toluca-Atlacomulco.

Al parecer siguió por tierra de Atlacomulco a San Juan del Río, Querétaro; pasó por el pueblo Senegal de las Palomas y llegó a una pista clandestina en la cual abordó la aeronave que lo llevó directamente a Sinaloa, volando a baja altura para eludir los radares de Aeronáutica Civil.

En ese contexto, las aprehensiones realizadas por la PGR, que mantiene en total hermetismo, permitieron ubicar al líder del cártel de Sinaloa en un rancho ubicado en la zona serrana de esa entidad, señalaron las fuentes consultadas.

¿Quién Cuida A "El Chapo"?



Los Limones es un caserío perdido en el municipio de Tamazula en la sierra de Durango, que tiene dos habitantes. No lejos de ahí se encuentran El Verano, cuya población es de 57 habitantes y nueve viviendas. Ahí comenzó la primera semana de octubre el último operativo para recapturar a Joaquín El Chapo Guzmán.

Los comandos de la Marina y unidades especiales de Estados Unidos llegaron a esos poblados en donde se había ubicado al criminal prófugo, e iniciaron una semana de acciones en la sierra que se extendió por 14 comunidades para atraparlo. Los comandos llegaron al menos cuatro semanas después de que en la zona ya sabían que El Chapo seguramente se encontraba ahí. No eran los únicos.

Desde hace dos meses y medio sospechaban lo mismo en Estados Unidos. En una extraña declaración que el jefe interino de la DEA, Chuck Rosenberg, dio a la prensa en Washington el 5 de agosto, sugería que Guzmán podría esconderse en Sinaloa, donde su familia y cómplices podrían protegerlo.


“¿Dónde está probablemente más seguro y más protegido?”, se preguntó antes de responderse. Poco después los informes procedentes de autoridades locales en los municipios de la sierra de Durango mencionaban que como nunca antes, decenas de soldados habían llegado a esa región y establecido retenes para subir a los municipios enclavados en la Sierra Madre Occidental, o determinar por dónde podían subir a sus poblados o rodear para llegar a ellos.

Visto de esa forma, el Ejército había llegado antes que la Marina y las agencias de seguridad a la sierra de Guerrero, sin que, como en los operativos de los últimos diez días, hubiera denuncias de violaciones a los derechos humanos. Los soldados no buscaban a nadie, según testimonios de personas que experimentaron los retenes militares, pero controlaban la circulación hacia la sierra. En los retenes les preguntaban hacia dónde iban, por qué carreteras podrían circular y por cuáles no. Los pobladores de la zona recuerdan cómo antes de que fuera capturado El Chapo, los soldados visitaban continuamente la zona de Tamazula y vigilaban incluso las pistas de aterrizaje clandestino. En esos tiempos, la extinta Secretaría de Seguridad Pública Federal tenía información de que El Chapo vivía la mayor parte de su tiempo en pequeñas y humildes casas en la sierra, a salto de mata, y tanto sus agentes de inteligencia como la Marina, estaban tras su pista.

Desde entonces, el Ejército estaba excluido de las operaciones tácticas contra El Chapo. Se tenía una experiencia años antes, en el gobierno de Vicente Fox, cuando agentes federales llegaron a estar a tres horas por tierra en la sierra de Durango, y pidieron autorización en la PGR para poder ir por él. Desde la PGR les dijeron que esperaran para avisarle al Ejército. Lo que los agentes federales vieron es que poco después un avión militar pasó rasante sobre las comunidades donde se escondía Guzmán, quien alertado inadvertidamente de que estaba sobre su pista, se escapó en un helicóptero que envió su compadre y socio, Ismael El Mayo Zambada. En la primera parte de la guerra contra las drogas emprendida por el presidente Felipe Calderón, se encargó al Ejército de la parte de la frontera entre Tijuana y Ciudad Juárez. Sin importar los niveles de violencia, el Ejército llegó a esa zona a combatir a los cárteles que controlaban las plazas, a los que eliminó. Cuando terminaron sus operaciones, quien se quedó con la plaza fue el Cártel de Sinaloa, con la gente de El Chapo al frente.

El Ejército no tiene un pasado impoluto en su lucha contra el narcotráfico. La desconfianza sobre sus vínculos con el crimen organizado ha sido una constante en el gabinete de seguridad a lo largo de los años, lo cual se ha trasladado marcadamente a las agencias de inteligencia de Estados Unidos, que rechazan trabajar con militares. En el sexenio anterior, la colaboración de los servicios de inteligencia estadounidenses era con la Marina, la Policía Federal y la PGR; hoy, sólo con la Marina.

Los operativos de las dos últimas semanas en la sierra de Durango responden a una política clara en Washington. Aunque la Marina participa de un centro de comando especial junto con el Ejército, la PGR, la Policía Federal y el Cisen que se reúne todas las semanas para intercambiar información sobre El Chapo y coordinar acciones, sólo con los marinos mexicanos trabajan los estadounidenses. No quieren filtraciones de agentes federales o militares que, como en el pasado, han permitido que se escapen capos del narcotráfico a quienes están a punto de capturar. Su renovada investigación ha marginado al gobierno mexicano.

Desde que se fugó El Chapo Guzmán, los servicios de inteligencia estadounidenses reactivaron el seguimiento telefónico a sus familiares y cercanos, con lo cual ubicaron a Guzmán en la sierra de Durango. La Marina llegó entre el 4 y 5 de octubre a la región serrana de Tamazula, donde se encuentran Los Limones y El Verano, con agentes de la DEA encubiertos. El Ejército estaba en esa zona semanas atrás, pero para controlar el tránsito, no en operación de búsqueda. ¿Qué hacían? ¿Por qué el cuidado de la sierra de Durango? Las sospechas sobre el Ejército vuelven a surgir, junto con la necesidad de que el secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, lo aclare antes de que se convierta en un problema más a los que ya tiene.

LinkWithin