19 ago. 2015

"Los Marinos Creen Que "El Chapo" Está Aquí", Posibles Efectivos De EU, Irrumpen En La Cuna Del Capo Rafael Caro Quintero



Sin dar explicaciones de su proceder, una treintena de efectivos de la Marina-Armada de México irrumpió en varias comunidades de la zona serrana de Badiraguato causando daños, además de haber sustraído diversas cantidades de dinero y objetos de viviendas que en ese momento se encontraban solas.


La acción de los marinos se realizó este fin de semana en las comunidades de Guanajuato, La Noria, Babunica y Las Juntas. A pesar de que se le pidió auxilio a la autoridad municipal, esta simplemente no actuó.

El operativo castrense.
Alrededor de 30 efectivos fuertemente armados, que descendieron de dos helicópteros, los cuales en todo momento sobrevolaron las viviendas de las comunidades, a decir de los pobladores, sólo llegaron para apropiarse de enseres domésticos y dinero que sustrajeron al ingresar, sin contar con la respectiva orden de cateo.


En una de las puertas, que fue abierta a patadas, se aprecian las improntas de las botas militares, ya que la misma fue abierta a golpes.

A decir de pobladores de la comunidad de Guanajuato, ubicada a poco más de 30 kilómetros de la cabecera municipal hacia la sierra, los marinos arribaron en dos helicópteros y estuvieron realizando “vuelo raso”.
“Lo peor del caso -precisó una de las vecinas de la comunidad- es que no preguntan nada, llegan con los aviones (helicópteros) y hacen los daños en las casas.”


Mencionó que en una de las viviendas, las hélices de la aeronave podaron prácticamente un pino de poco menos de 18 metros de altura.


“Rodrigo”, uno de los vecinos afectados, precisó que aunque en esta ocasión los marinos no golpearon a los moradores, sí los intimidaron y se introdujeron por la fuerza en las viviendas que estaban solas “pateando” puertas y destruyendo ventanas para abrirlas y así lograr su cometido.


Refirió que lo del pasado viernes no es la primera incursión en la zona. Temen por su integridad, ya que si bien en esta ocasión sólo causaron daños, la vez anterior, en abril del año pasado, “en Babunica agarraron al comisario y le pusieron una bolsa y hasta se hizo del baño de los golpes que le dieron”.


Nase salvó.
Para poderla abordar, al no tener la llave, quebraron el cristal de una camioneta.

“María”, otra de las vecinas afectadas, demandó: “Ellos deben venir a lo que vienen, sí, pero que pregunten si está la persona que buscan y si no está, pues que pidan permiso para que les abran las puertas y lo busquen”.
Se lamentó que con su actuar, las autoridades han perdido el poco respeto que la población les tiene.
“El gobierno debería hacer algo, pero ellos dicen que son el gobierno, pero a ellos alguien los manda, ese debiera hacer algo para que no abusen de la gente, el presidente debería hacer algo.”


“José”, también morador de la región, fue más contundente y explícito al considerar que la presencia y actuar de los marinos es porque “creen que ‘El Chapo’ Guzmán está aquí, pero no lo hemos visto, de tonto se va a venir pa’ acá”.


Ventana. De nada sirvió que la casa estuviera sola; por el contrario, fue lo que se aprovechó para hacer destrozos.


Reconoció que la comunidad de Guanajuato fue durante mucho tiempo, siendo adolescente y joven, muy visitada por Rafael Caro Quintero, dado que la comunidad donde nació está muy cerca, “pero hace mucho que él no viene por acá. Oiga, usted cree, si ya que lo soltaron, se va a venir a meter por acá, si es a donde primeramente lo van a buscar”.

El reclamo.
“Jacinto”, quien sufrió importantes daños en su casa, dijo que se acercó uno de los uniformados e intentó agredirlo. “Yo le dije: ‘Si me pegas, me voy a caer al suelo porque estoy malo de la columna y de la cintura’. Otro que venía con ellos fue el que se me acercó y fue el que me hizo preguntas y platicó y hasta me pidió permiso para entrar a mi casa, pero el helicóptero ya me había desmadra... el tejabán”. Entonces agregó: “Les dije: ‘¿Les gustaría que en su casa les hicieran eso?’; nomás se quedaban callados, uno nomás dijo: ‘Pos está cab...’”.
“Jacinto” recordó que el año pasado, en el mes de abril, sufrieron también una violenta incursión de marinos, pero a él, en lo personal, le llamó la atención la presencia de dos de ellos, “hablaban en inglés, pos uno sabe cuando así es; y traían unos ‘radiosotes’, así, grandotes, con los que hablaban, pero ahora esta vez yo no vi ninguno”.


Cristales.Al pie de la puerta, aún se aprecian los cristales de la ventana
que fue rota para poder meter la mano y abrir la puerta desde el interior.


Por la entrada principal del pueblo, a un costado de la carretera que conduce a la cabecera municipal, se encuentra la casa de José María, quien denunció que la misma no lograron tumbarla con el helicóptero, porque los marinos se colgaban de las vigas. “Mire, teníamos el aparato encima de la casa volando y todo temblaba que se tuvieron que colgar de las vigas para que no se las volara hasta que salió uno de ellos y les hizo señas con la mano y se fueron”.


Aunque no lo dijeron a pregunta expresa, conforme se desarrolló la conversación, los pobladores presumen que la presencia de la Marina y su forma de actuar pudiera deberse a que están buscando a Rafael Caro Quintero y Joaquín Guzmán Loera.


Hasta el último rincón de la comunidad de Guanajuato fue visitado por los marinos, causando daños.

Sin embargo, aseguran que dichos personajes no se han presentado en la región, por lo que no entienden por qué la autoridad presume que habrían de refugiarse donde sería el primer sitio al que seguramente los buscarían, por lo que piden respeto.

Temas Relevantes