16 sept. 2015

A 11 Años De La Ejecución De Rodolfo Carrillo Fuentes "El Niño De Oro"



Desde aquella tarde del 2004, el estacionamiento público de una plaza comercial en el sector Recursos Hidráulicos aún sigue oliendo a pólvora y causando temor en quienes todavía recuerdan el momento en que ahí, ráfagas de “cuerno de chivo” acabaran con la vida de Rodolfo Carrillo Fuentes, “El Niño de Oro”, hermano del extinto narcotraficante “El Señor de los Cielos”.

La escena violenta.
Su esposa, Gioavana Quevedo, y un cuidador de carros también murieron en la refriega. Por el atentado quedaron detenidos dos comandantes de la Policía Ministerial del Estado (PME), uno de ellos al ser señalado de brindar protección a “Rodolfillo”, y otro por alterar la escena del crimen.

Días después, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, “Chuy Toño”, quien en ese entonces estaba al mando de la corporación, presentó su renuncia, se dijo que para no entorpecer las investigaciones, regresando a la PME hasta marzo del 2011 para tomar las riendas de la dependencia de seguridad.
La ejecución de “El Niño de Oro” atraería una ola de violencia en la capital sinaloense, pues se suscitaron enfrentamientos entre cárteles del narcotráfico por una supuesta traición. Tras información periodística, se dio a conocer que en aquel momento “Rodolfillo” se disponía a subir a su vehículo en compañía de su familia, cuando fue atacado, no le dieron tiempo de nada, ni sus escoltas lograron reaccionar ante la embestida de un grupo de gatilleros, quienes ya lo esperaban afuera del cine, pues estaban colocados en puntos estratégicos para no fallar.

La orden era asesinar al hermano de Amado Carrillo Fuentes, exlíder del Cártel de Juárez, quien perdiera la vida siete años atrás al someterse a una extensa cirugía plástica.

El rugir de los potentes rifles hicieron eco en la plaza comercial, y despertaron temor en quienes en esos momentos transitaban en sus coches, y en otros más que se acercaban caminando al lugar de la balacera. Asimismo, quienes estaban dentro de la plaza comercial disfrutando un domingo familiar, vivieron momentos infernales. Decenas de casquillos daban evidencias del sangriento escenario, que aún sigue recordándose. Por el atentado a “Rodolfillo” fueron detenidos Pedro Pérez e Ismael Castañeda, este último según lo establecido pagó con años de cárcel al ser acusado de alterar la escena del crimen; y el primero por presuntos vínculos con la delincuencia organizada, ya que se dijo que era quien brindaba protección al fallecido Rodolfo Carrillo Fuentes “El Niño de Oro”.

Temas Relevantes