29 sept. 2015

Las Horas Perdidas De "El Chapo"



Los hay que, en su miseria humana, andan por la vida repartiendo falsos certificados de defunción. Florestán.

Cuando uno empieza a recuperar los tiempos que siguieron a la fuga de Joaquín Guzmán Loera, (a) El Chapo Guzmán, del penal federal de máxima seguridad de El Altiplano, la noche del sábado 11 de julio, aparecen datos que, aparentemente inconexos, tienen una extensa y grave conexión, y me voy a referir solo a los tiempos.

"Fuga de El Chapo costó 50 mdd": exjefe de sicarios

De acuerdo con el reloj de los videos de la cámara de seguridad de la celda 20, que se suponía la más segura por estar al fondo del pasillo, son las ocho de la noche con 52 minutos y 15 segundos, cuando desaparece al introducirse en el boquete que milimétricamente abrieron sus cómplices en el suelo, justo en la zona de desagüe de la ducha.

Eran varias las oficinas que monitoreaban la celda las 24 horas del día y resulta que a nadie le pareció extraño que Guzmán Loera hubiera desaparecido de las pantallas y que pasaran los minutos y nada de él.

Inexplicablemente pasaron más de treinta minutos a partir de las 20:52:15 que desapareció, para activar las alertas y reportarlo a la Comisión Nacional de Seguridad.

Así me lo confirmó su actual titular, Renato Sales Heredia. Guzmán Loera tuvo media hora de ventaja, tiempo de sobra para recorrer los mil 500 metros del túnel que mandó construir, llegar a la obra en la que desembocaba, pintarse el pelo, cambiarse de ropa y escapar, hasta ahora, con rumbo desconocido.


Y si a las instancias civiles de seguridad se les reportó la fuga con media hora de retraso, a las militares y navales les llegó mucho más tarde. De acuerdo a la información que obtuvo el equipo periodístico de mi amigo y compañero Ciro Gómez Leyva en su programa en Radio Fórmula, y a partir de una acción de acceso a la información le dieron los tiempos, y aterra lo que descubrieron.

A la Secretaría de la Defensa Nacional le reportaron la fuga a las diez de la noche, un retraso de una hora ocho minutos, y a la Secretaría de Marina pasada la medianoche, a las 00:45 del domingo 12 de julio.

Cuando uno conoce estos datos no queda duda de las complicidades, pero sí de las responsabilidades.

Temas Relevantes