2 sept. 2015

Sinaloa, Narcoguerra Por Las Plazas



El zarpazo criminal que un grupo armado asestó en Agua Verde, dejando seis muertos, habría terminado en un enfrentamiento con el grupo contrario en la carretera Rosario-Cacalotán, en el tramo carretero del entronque de Loma Blanca, con cuatro personas más asesinadas y otras tres heridas.

La madrugada del miércoles 26 de agosto, la narcoguerra por la plaza en las sindicatura de Agua Verde y en la carretera Rosario-Cacalotán, en el entronque de la carretera de terracería hacia Loma Blanca, dejó un saldo de diez personas muertas y tres heridas.

El atentado en la Sindicatura de Agua Verde fue reportado a la Central de Emergencias a las 00.20 horas, del miércoles 26 de agosto.

Según una versión policiaca extraoficial, una hora después del ataque armado perpetrado en Agua Verde, a 22 kilómetros de distancia de este pueblo pesquero, pasando El Rosario, pero hacia la zona serrana, el mismo grupo agresor habría intentado una emboscada contra el grupo contrario, dejando tres muertos en el lugar (y uno más que falleció dos días después en el hospital) y cuatro heridos, en la carretera Rosario-Cacalotán.

En el escenario del enfrentamiento, el cadáver de una persona vestida con ropa camuflada y con pechera quedó tirado boca arriba y con las manos extendidas.

En ambos ataques dirigidos contra uno de los grupos delictivos habría operado el factor sorpresa, aunque también el grupo agredido habría repelido la agresión, desde el territorio de la Loma Blanca, Cacalotán, cerca de El Recodo, separado por el río Baluarte, donde aparentemente controlan la zona serrana.

“En esta ocasión el grupo contrario, además de que incursionó al poblado de Agua Verde, les cayó en la Loma Blanca, donde sabía que tenían una guarida- campamento. Y es que el que lidera el grupo delictivo que fue desplazado por el grupo que controla la plaza es de El Rosario y conoce ese territorio como la palma de su mano”, sostuvo la fuente.

“Tiendita”

“Donde fue la masacre es una ‘tiendita’ (lugar donde se vende droga)”, se dijo entre la tropa de la Policía Municipal de El Rosario, el día que fue perpetrada la masacre en Agua Verde, pueblo ubicado a 16 kilómetros hacia la costa de El Rosario.

Según versiones de vecinos en el lugar de los hechos, el grupo armado que perpetró la masacre habría llegado a pie por la calle Ignacio Zaragoza, de la colonia Ampliación Benito Juárez, hasta donde está ubicado el árbol de huanacaxtle, donde en esos momentos estaban reunidas las seis personas, y las rafaguearon con fusiles AK-47.

Las razones de que los sicarios habrían dejado cerca los vehículos en los que se transportaron a Agua Verde, para luego desplazarse a pie hasta el huanacaxtle es que esa zona —la calle Ignacio Zaragoza— está minada por topes de concreto y pozos inundados que han dejado la temporada de lluvias.

Bajo el huanacaxtle quedaron tendidos los cadáveres de Luis Daniel Ponce Lizárraga, de 17 años; Luis Mario Ortiz Hernández; Francisco Enrique Aragón, de 56 años; José Luis Romero Hernández, de 50 años; Juan Gabriel Arias Borrego, de 38 años, y Eligio Antonio Ruiz Pereyra. Dos días después, en un hospital de Mazatlán, murió Luis Andrés Bastidas Ramírez.

Heridas abiertas

La doliente de una de las víctimas mira las siluetas de cal en el suelo, bajo el árbol de huanacaxtle. No deja de llorar y dice que todavía no cierra una herida y los sicarios ya le abrieron otra.

Recuerda que el 11 de enero de 2010, un grupo armado secuestró a un familiar suyo, de nombre Francisco Enrique Aguilar Jacobo, de 18 años, y lo encontraron muerto en la Isla de la Piedra del puerto de Mazatlán.

“Agua Verde era muy tranquilo, pero desde 2010 han pasado cosas y más cosas y siguen pasando y las autoridades de todos los niveles no hacen nada. Exigimos justicia al Gobierno y que ya no pasen estas cosas, esto ya es mucho, todavía no nos cierra una herida y ya nos abrieron otra, a la gente más pobre”, lamenta.

Dijo que desde pasadas las doce de la noche del martes fue la masacre, y hasta casi a las seis de la mañana del miércoles vinieron los policías.

“Hasta las once de la mañana, el Ministerio Público levantó los cadáveres, pero primero fueron a Cacalotán, a levantar los cuerpos primero, y luego vinieron a levantar estos de Agua Verde. Es un pecado, oiga”, añade.

El Ministerio Público, agregó, “nos perjudicó al llevarse los cadáveres hasta Mazatlán, con qué fines se los llevan a Mazatlán, oiga, para batallar nosotros”.

“Alerta”

Mientras las corporaciones policiacos-militares instrumentaban un operativo en la zona de la narcoguerra, el director de Seguridad Pública de El Rosario, Miguel Ángel del Villar, declaraba a los reporteros que los hechos violentos encendían una alerta, pero que esperaba que no se generara el pánico ciudadano.

Aseguró que tras el operativo realizado en las inmediaciones de la comunidad de Loma Blanca, no se detectó ninguna guarida ni hubo detenciones relacionadas con el enfrentamiento armado del miércoles 26.

Del Villar pidió a la ciudadanía rosarense tener paciencia, debido a que se cuenta con el apoyo de elementos de la Marina Armada de México y del Ejército Mexicano, para controlar la violencia en el municipio de El Rosario.

Aseguramiento

Según el reporte policiaco, en la zona de la masacre las autoridades aseguraron tres camionetas, una radio de comunicación, seis cargadores para fusil AK-47 y una granada calibre .40 ofensiva.

En ambos lugares donde se suscitaron los hechos, las autoridades recogieron más de 200 casquillos de fusil AK-47, conocidas como “cuerno de chivo”.

Rosario de masacres

-10 de diciembre de 2008. Dos grupos armados se habrían citado al pie del puente del río Baluarte, para hablar de “negocios”. En el transcurso de la narco-tertulia algo salió mal, porque terminó en un enfrentamiento que dejó 10 personas muertas. Ninguna autoridad nunca ha informado sobre los resultados de la “investigación”.

-4 de marzo de 2013. Un comando armado ejecuta a cuatro policías municipales y tres civiles, en un camino que conduce del poblado El Ojo de Agua hacia Mataderos, perteneciente a la sindicatura de Agua Verde. A casi un año y medio del multihomicidio, las autoridades encargadas de impartir justicia no han informado cómo va al “investigación” y si hay detenidos.

-26 de agosto de 2015. Un grupo armado arriba a la calle Ignacio Zaragoza de la Colonia Ampliación Benito Juárez, y asesina a seis personas. Luego el mismo grupo habría sostenido un enfrentamiento en la carretera Rosario-Cacalotán contra otro grupo delictivo donde mueren cuatro personas y quedan tres heridos.

Temas Relevantes