24 sept. 2015

"De Uno Por Uno, Me Los Voy A Chingar"



Elementos de la Policía Municipal de Tierra Colorada (Juan R Escudero), denunciaron haber recibido, amenazas de muerte, por parte de la presidente municipal, Elizabeth Gutiérrez Paz, luego de que se manifestaran en el Ayuntamiento, para exigir el pago correspondiente a la primera quincena de septiembre y la parte proporcional de su aguinaldo.

Por lo cual, interpusieron una denuncia penal en la agencia del Ministerio Público del fuero común, en contra de la alcaldesa de lo que les llegara a pasar a ellos o a sus familiares.

Los elementos policiacos, manifestaron tener temor por su vida, ya que al esposo de la alcaldesa se le relaciona con la delincuencia organizada y temen represalias; asimismo de los antecedentes de Gutiérrez Paz, quien hace tiempo levantó a un elemento de la Policía Comunitaria, “el cual ella secuestro aquí, ella misma privo de su libertad y lo torturó, eso también lo sabemos hay testigos de que ella lo hizo”, denunció un policía.

Esto en referencia a la detención y tortura del policía del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC), Rubén Díaz Bailón, quien fue aprehendido por un grupo de la Policía Municipal y posteriormente encerrado en una casa, donde fue golpeado por Gutiérrez Paz, según lo declarado posteriormente por la víctima.

Asimismo denunciaron que la alcaldesa, tenía más elementos para su seguridad personal y para la de sus hijos, que para el municipio, al grado que sus hijos, les designo una patrulla para su resguardo en la capital, mientras que ella contaba con por lo menos siete elementos de seguridad pública designados para resguardarla.

El director de seguridad pública del municipio, Felipe Morales Miranda, denunció que el día miércoles 16 de septiembre, recibió una llamada de la presidenta, “quien ordenaba que urgente yo me trasladara a su domicilio, que le concentrara tres armas largas y una corta”.

Ante esto dijo, tomo el mando de un grupo operativo a bordo de de la patrulla 04, para trasladarse a la casa de la presidenta, donde le entregó la copia de unos documentos que le había solicitado.

Al estar en su domicilio dijo le expresó a Gutiérrez Paz, “yo tengo una duda a quien voy a entregarle el armamento y dice ahorita te los reciben, me di la media vuelta y únicamente mire a tres personas del sexo masculino vestidos de civil, ajeno a seguridad pública”.

“Entonces les dije a la presidenta, yo no le puedo entregar estas armas a estas personas pues no son policías y no portan credencial de portación de arma de fuego”, agregó.

Dichas, palabras, hicieron enfurecer a la alcaldesa y me “grita con una chingada Felipe le vas a entregar el armamento sí o no, yo soy la presidenta, pero esta orden que usted me está dando es una orden contraria y no puedo cumplir la orden, si quiere yo se la voy entregar a usted y ya usted las reparte a quien quiera”, le dijo el director de seguridad.

Morales Miranda, manifestó que las tres armas largas y la corta, al igual que 90 cartuchos útiles calibre .223 y 45 de 9 mm, fueron entregados en presencia del director del Deporte, René Álvarez Zacarías y el primer comandante Gustavo Márquez Hernández.

Actos seguido, la presidente se dirigió a las tres civiles que se encontraban en su domicilio, “tómenme nota, quienes son estos pendejos (refiriéndose a los policías), de uno por uno me los voy a chingar, entonces ese el temor que tenemos nosotros la amenaza que nos hizo la ciudadana presidenta, en contra de seguridad pública y tránsito municipal”, denunció.

Por último, Morales Miranda, negó que el día 15 de septiembre los policías, hayan privado de su libertad a la presidenta en el Ayuntamiento y que ese día de la manifestación, los elementos encargados de su seguridad personal se unieron a la protesta.

Temas Relevantes