15 oct. 2015

"La Barbie", Aspirante A Soplón



Extraditado a Estados Unidos el miércoles 30 de septiembre, Édgar Valdez Villarreal es un personaje contradictorio: narcotraficante durante la mitad de su vida, fue aprehendido en 2010 y, una vez en prisión, además de convertirse en fanático religioso violó el código de silencio que es regla de oro entre los mafiosos. Ahora está en su país natal y se cree que allá, si llega a un acuerdo, revelará información muy sensible, capaz de afectar las estructuras de poder en México.

Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, es un delincuente singular. Tras pasar media vida comerciando con drogas, en prisión se convirtió al cristianismo –en El Altiplano deambulaba con una Biblia bajo el brazo– y desobedeció el código de silencio al que se someten los narcotraficantes.

El 30 de septiembre fue extraditado a Estados Unidos y con él va información sobre las presuntas redes de corrupción entre cárteles de la droga y autoridades de México en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, incluyendo la red criminal creada en el Estado de México cuando Enrique Peña Nieto era gobernador.

El 26 de noviembre de 2012, días antes de que terminara el gobierno del presidente Felipe Calderón, Valdez –por conducto de su abogada, Eréndira Joselyn Guerra–, envió a la reportera una carta en la cual denunciaba la complicidad del gobierno federal con los cárteles de la droga.

En el texto decía que el propio Calderón había encabezado reuniones con narcotraficantes para llegar a acuerdos en el negocio del tráfico de drogas, y que el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y los miembros de su equipo recibían sobornos de los cárteles.

Incluso aseguró haberle dado dinero él mismo a García Luna.

Tras el envío de esa carta, La Barbie fue sujeto de represalias dentro del penal del Altiplano. Fuentes cercanas a los procesos penales de Valdez Villarreal afirman que éste tiene guardadas importantes pruebas de la corrupción de las autoridades mexicanas y las daría a conocer, si llega a algún acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos.

Fue extraditado a Estados Unidos en función de una orden de arresto girada en su contra por la Corte de Distrito Norte en Atlanta, Georgia, dentro del caso criminal 1:2009-cr-551. Ya han sido arrestados tres de sus coacusados: Jesús Ramos, Rubén Hernández y Juan Montemayor (éste, hermano de Carlos Montemayor, El Director, suegro de La Barbie). El expediente criminal, que Proceso pudo consultar, muestra que todos ellos llegaron a arreglos con la Fiscalía.

Temas Relevantes