10 mar. 2016

El Piloto Arellano cargo del CAF (Cártel Arellano Felix)

Con la captura de “El Karateca” el Consejo Estatal de Seguridad pretende frenar la reestructuración del Cártel Arellano Félix y forzar la visibilidad de “El Piloto” para capturarlo. Asimismo frenar la ola de homicidios por el control territorial. Las autoridades aseguran que Garmiño habló de sus socios que incluyen policías que están siendo investigados    Carlos Garmiño González “El Karateca”, miembro del cártel Arellano Félix y detenido hace unos días, confirmó lo que ya se sabía y en este espacio se había publicado, pero que algunas autoridades se rehusaban a reconocer: 

El CAF está siendo comandando –en su reestructuración– por un joven de apodo “El Piloto” y de apellidos Arellano Corona. Por tanto, ahora sí, asumen en las corporaciones de Baja California y nacionales, se trata de uno de los hijos de Benjamín Arellano Félix. La información recabada por ZETA, da cuenta de la administración criminal de “El Piloto” en una estructura similar a la que tenían su padre y su tío Ramón. Incluso con hombres y mujeres de negocios locales dedicados al lavado de dinero. Células para el trasiego de la droga y un brazo armado para la ejecución de rivales. 

El delator de “El Piloto”, Carlos Garmiño, no es nuevo en el organigrama criminal de los Arellano. La justicia federal lo tuvo en la mira antes que el Consejo Estatal de Seguridad Pública de Baja California, al incluirlo, con orden de aprehensión, en un expediente abierto por secuestro, cometido por la célula criminal encabezada por Pedro Ignacio Zazueta y/o Rubén Ríos Estrada “El Pit”, capturado en mayo del 2012 y convertido en testigo protegido en el sexenio del presidente Felipe Calderón. 

Alan Fernando Garmiño Moreno de 25 años; Juan Alberto Juarez Cabrera, “El Bananas”, de 30 años   La información revela que previo a la captura de “El Karateca”, su ascenso dentro del CAF fue a partir del asesinato de Esaúl Sahagún Pelayo “El Ruso” y/o “el Primo”, ejecutado el 9 de abril de 2015 junto a su mano derecha, Luis Manuel Toscano Rodríguez “El Mono”, identificado como controlador del tráfico de enervantes en la zona norte de Tijuana. 

Para dimensionar el poderío criminal, uno de los investigadores refirió a ZETA: “Es la demarcación en la que se mueve más droga; desde donde se hace distribución, y clave en el trasiego a Estados Unidos, por eso controlarla es importante para los cárteles”. A la muerte de “El Mono” –completa–, los delincuentes de Garmiño iniciaron enfrentamientos contra parientes de “El Mono” que intentaban repartirse y quedarse con la zona. Al mismo tiempo los descendientes de Toscano, se enfrentan a los del Cártel de Sinaloa. 

En mayo de 2015 fueron capturados los Toscano, Alberto Ávila “El Chacal” cuñado de “El Mono”, y los cuates Roberto Carlos (lesionado a balazos a finales de enero de 2016) y Marcos Rafael Toscano Rodríguez –después liberados–, y hermanos del cabecilla asesinado un mes antes. En análisis policíaco se asienta que la presentación pública de “El Karateca” se dio a través de un narcomensaje colocado en un auto abandonado el 31 de julio de 2015, sobre la avenida Internacional rumbo a Playas. 

No decía mucho, y las primeras versiones fallidas indicaban que dentro del carro había una bomba. En la cartulina se leyó: “Luis tienes 24 horas para entregar la plasa si no eso ba a seguir pasando” y lo firmaba “Cinta Negra”, los analistas indican que con este texto Garmiño le pedía a los matones de los Toscano que abandonaran su lucha interna por el territorio. Y es de agosto de 2015 hasta febrero de 2016 que en las detenciones los criminales empezaron a declarar sobre la existencia criminal de “El Karateca” y/o “El Ninja”.   

INFORMACIÓN SOBRE “EL KARATECA” 

La secretaría de seguridad del estado informó a través de un comunicado que en agosto de 2015 obtuvieron más datos sobre este hombre identificado como mano derecha del actual líder del CAF. Quien ofreció mayor información fue Benjamín Orozco Montero, capturado el jueves 6 de julio de 2015, cuando fue intervenido por elementos de la PEP mientras circulaba a bordo de un auto “Kia Sportage modelo 2001, azul, con placas extranjeras 6XVY532” en el bulevar General Rodolfo Sánchez Taboada de la zona Río.   En el auto también iban José Israel Villa Quiñones de Sonora y Jorge Guzmán González de Tijuana. Durante la revisión del auto aseguraron 4 armas largas, 9 pistolas, todas abastecidas en total con 100 balas; 6 cargadores, abastecidos con 60 balas; 3 cartuchos calibre 12; 2 máscaras de tela color negro; y 1 radio de frecuencia Motorola RDV2020. Indicaron que la información se acumuló el 11 de enero de 2016 tras la detención de Adrián Medina Nieto, “El Triunfo”, conductor de taxi libre, luego que al marcarle el alto cuando circulaba a exceso de velocidad y sin placas, intentó huir por la carretera escénica Rosarito-Ensenada. En el interior del taxi localizaron una granada de fragmentación con espoleta y cuatro armas de fuego de distintos calibres.   

LA CAPTURA DE GARMIÑO 

Quienes conocen a Carlos Garmiño González de manera personal comentaron: “…era un niño bien de Playas (delegación en Tijuana), sin problemas”. Agregaron, “…apenas hará unos seis meses que se empezó a saber que andaba en cosas raras, después que se murió su papá”. Hasta el viernes 26 de febrero, cuando vía boletín se informó que “El Karateca”, identificado como mano derecha de “El Piloto”, sobrino de los hermanos Arellano Félix y actual líder del CAF, fue detenido por la Policía Federal con apoyo de la Policía Estatal. Jose Israel Villa Quiñones, de 31 años, Benjamin Orozco Montero de 29 años y Jorge Guzman Gonzalez de 18 años Detallaron que había sido consignado el jueves 25 de febrero en compañía de su primo Alan Fernando Garmiño Moreno, y su escolta, Juan Alberto Juárez Cabrera, alias “El Bananas”. La detención, “fue sobre la carretera federal número 2, San Luis Río Colorado-Mexicali, a la altura del km 47, en dirección a la capital de Baja California, zona en la que los detenidos ofrecieron dinero y el vehículo que tripulaban, a cambio de su libertad”. Abundaron: “Al momento de ser detenidos, los presuntos responsables se desplazaban en una camioneta marca General Motors, tipo Sierra, color negro, en posesión de un arma larga calibre .223 mm abastecida con 16 cartuchos útiles, tres armas cortas abastecidas con 26 cartuchos útiles, siete envoltorios con ‘ice’ y varios teléfonos celulares”. 

Precisamente es al padre de “El Karateca”, fallecido de cáncer el año pasado, a quien las autoridades de Baja California le endosan la relación primaria de esa familia con la guardia del Cártel Arellano Félix (CAF): “Operó con los hermanos, era del viejo CAF, esos que se dedicaron al lavado de dinero y se quedaron con negocios de yonques y venta de autos”. Los Garmiño, tienen casas en Estados Unidos, algunos nacieron en San Diego o Los Ángeles, y uno de sus lotes de autos está cruzando la línea en California. 

Respecto a estos viejos miembros del CAF ejemplificaron con el policía municipal y el ex ministerial, Luis Arturo y Carlos Cosme Espinoza, respectivamente, cuyo yonque ha sido baleado en dos ocasiones. Y el ex agente municipal Blas Enrique Leyva Esparza, asesinado en julio 2015 en el interior de su yonque. Los tres estuvieron presos por sus presuntos nexos con el Cártel Arellano y fueron liberados. 

La indagatoria abierta alrededor de la gente de “El Karateca” permitió a las autoridades involucradas darse cuenta que en los últimos años, los Garmiño habían hecho amistad con policías estatales, ministeriales y municipales, a quienes originalmente engancharon convirtiéndolos en clientes de su venta de autos usados. Les vendían los autos con descuento.   

Temas Relevantes