14 mar. 2016

Javier Torres Félix, El JT, el lugarteniente del Cártel de Sinaloa en espera de su libertad

Javier Torres Félix, el lugarteniente que en otros tiempos controlaba la zona del valle de San Lorenzo, en Sinaloa.

Cumplió el pasado 25 de junio dos años de estar recluido en la cárcel del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, luego de ser repatriado de Estados Unidos a México, en abril de 2013. Según fuentes familiarizadas con el caso, actualmente su defensa lucha ante un Juez Federal.

Para que lo deje en libertad argumentando que el JT ya cumplió su condena, y que está totalmente reformado y en espera de reintegrarse a la sociedad. El antiguo capo se pierde entre los más de 800 reos que alberga la cárcel del Altiplano.

En espera de que el juez federal que revisa su caso determine si el JT ya merece salir de prisión, o si aún le faltan otros cuantos años en prisión.

Aferrado a la ilusión de la libertad, y ante la promesa juramentada de alejarse de las malas compañías, Javier Torres Félix sigue en espera de ser sentenciado, y de que la sentencia le favorezca, al grado de inmediatamente lograr la libertad.

De acuerdo con una petición hecha por Ríodoce a la PGR, mediante el portal de acceso a la información, el JT sigue en etapa de instrucción, en espera de una sentencia, según se informa en un documento con número de folio 0001700162115, emitido por la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría General de la República.

“La persona aludida (Javier Torres Félix), fue consignada ante el Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con residencia en Toluca, en el cual se radicó la causa penal 34/2013, misma que se encuentra en etapa de instrucción, por lo que aún no se ha dictado sentencia”, se lee en el documento, fechado el 11 de Junio de 2015.

No obstante, las posibilidades de que el JT salga libre en cualquier momento son latentes, ya que el delito por el cual está siendo juzgado es delincuencia organizada y tráfico de drogas, ya se le juzgó y sentenció en Estados Unidos, donde purgó una pena de siete años en prisión, y de acuerdo con los tratados internacionales que existen entre México y Estados Unidos, a una persona no se le puede juzgar dos veces por el mismo delito.

“Los abogados de esta persona (el JT), no deben de tardar en tumbar los argumentos de la PGR, porque existen tratados internacionales y si ya se le juzgó por los mismos delitos en Estados Unidos, no debe tardar en salir”, opinó Humberto Villicaña, quien durante la administración de Carlos Salinas de Gortari fungió como asesor de asuntos jurídicos en la PGR.

Para ello, hace mención al caso de Sandra Ávila Beltrán la Reina del Pacífico, y de Francisco Rafael Arellano Félix, asesinado en Los Cabos, en octubre de 2007:

“El gobierno de México renuncia a su jurisdicción, y decidió no juzgarlos aquí; qué pasa, que son extraditados, allá cumplieron sus sentencias, y al poco tiempo, son liberados aquí en México porque tuvieron una buena defensa; la única manera que se les puede continuar un delito judicial es que se le acuse por delitos diferentes”, explicó el ex funcionario.

El único otro delito que enfrentaría Javier Torres es portación ilegal de arma de fuego de uso exclusivo del ejército, pero con los cuatro años que ya tiene encarcelado en México, deben ser suficientes para que salga de prisión.

Fuentes de la PGR indicaron que al extraditar al JT a Estados Unidos, México no renunció a su proceso judicial y ni a su jurisdicción, sino que le suspendieron el proceso penal que se le llevaba, y que tras ser repatriado a México, se le detuvo en la frontera para que se le continúen los cargos que tenía pendientes.

Según ha trascendido, el JTtiene cuentas pendientes tanto a nivel federal como ante el fuero común. En esta última instancia, la defensa de Torres Félix solicitó un amparo ante un juez en Culiacán, pero las autoridades judiciales le dieron una respuesta negativa.

En ninguno de ambos fueros, las autoridades han confirmado si las cuentas que tiene pendientes el JTson por la muerte de un cabo de infantería en el 2004, en Culiacán.

“No puedo precisar cuáles son los delitos por los que será procesado, no los recuerdo todos, ojalá fuera uno o dos, pero son muchísimos, aunque de momento no puedo precisarlos”, sostuvo el entonces titular de la PGR Jesús Murillo Karam, durante una visita que hizo a Culiacán.

Javier Torres fue arrestado por elementos del Ejército Mexicano el 27 de enero de 2004, un día después de que un comando que él mismo encabezaba se enfrentó con elementos militares y donde murió un uniformado.

Al momento, el JT fue presentado como lugarteniente de Ismael Zambada García, el Mayo, e inmediatamente trasladado a la Ciudad de México, e internado en el Reclusorio Norte.

El 29 de noviembre de 2006, Torres Félix fue extraditado a Estados Unidos, donde se le inició un proceso judicial que se realizó en medio de un total sigilo, incluso, tiempo después se especuló que el JT formaba parte del programa de testigos protegidos.

Los próximos capos a ser liberados

Jesús Héctor Palma Salazar, el Güero

El próximo gran capo en ser liberado es Héctor Palma, el Güero, quien según el portal del Buró de Prisiones Federales de Estados Unidos (BOP), se encuentra recluido en la cárcel Supermax, localizada en Colorado, y su liberación está programada para el 16 de julio de 2016.

Como ocurrió con el JT, serán agentes de US Marshals quienes lo saquen de la prisión más brutal de Estados Unidos, para entonces custodiarlo hasta la garita de Tijuana, donde será entregado a agentes de la PGR, que a su vez lo conducirán a una prisión de máxima seguridad en México.

Juan José Quintero Payán, donJuanjo

Encarcelado en la prisión Federal CorrectionalInstitution (FCI) de Oakdale, en el estado de Louisiana, 35 millas al sur de la ciudad de Alexandria, donde está recluido desde abril de 2010. Su liberación está programada para el 27 de abril del 2018.

Quintero Payán era el brazo derecho de Amado Carrillo. Su detención ocurrió el 29 de octubre de 1999, en el municipio de Zapopan, Jalisco.

Miguel Ángel Caro Quintero

Confinado en la Federal CorrectionalInstitution (FCI), de Memphis Tennessee. La fecha de su liberación está programada para el 12 de octubre de 2019.

Caro Quintero pertenecía al grupo de su hermano Rafael, y según la PGR, “desde 1983 hasta 1994, Miguel Ángel lideró una organización criminal dedicada a la importación y distribución de mariguana en Estados Unidos”.

Temas Relevantes